fbpx

Primera parte: Piensa en tu casa como un lugar eficiente.

Para iniciar tu reforma, tienes que ir con el 90% de las decisiones tomadas, y después de haberle dado unas cuantas vueltas a lo que quieres realizar. Tienes que tener claro no solo qué es lo que deseas, sino lo que realmente puedes llevar a cabo, y si te lo puedes permitir económicamente.

Pasos consejos reformar vivienda planificar

Para aclarar todo este enjambre de decisiones a tomar, en Montesinos Falcón Real Estate te hemos preparado una serie de consejos en dos publicaciones de nuestro blog, que pueden serte muy útiles para planificar tu reforma.

En esta primera publicación, hablamos de la parte inicial de tu proyecto: las ideas, es decir, en cómo definir lo que quieres y necesitas. Posteriormente, en nuestro siguiente blog, hablaremos de la planificación y cómo prepararte para comenzar.

Para reformar, en primer lugar: 

Piensa en tu casa como un lugar eficiente

Lo primero es pensar en los cambios que deseas y planificar los espacios para que sean realmente utilizables, para ello:

  • Piensa en la distribución. Que no te sobre o te falte espacio (habitaciones muy grandes y otras muy pequeñas).
  • Piensa en la intimidad: Reflexiona sobre qué espacios no pueden estar a la vista y requieren privacidad, que no pase la gente, y cuáles son aquellos que pueden ser abiertos y públicos.
  • Aprovecha el espacio. Si ya hay espacio en un lugar, aprovéchalo: pasillos que no se utilizan, esquinas con huecos donde puedes almacenar, lugares altos, bajos de muebles, ese garaje con trastos…
  • El mobiliario y la decoración importan: piensa dónde van a ir los muebles, muchas veces terminamos nuestra reforma y al final hay puntos de luz que no cuadran, el mueble que deseábamos conservar de nuestra abuela no cabe, entradas de TV que faltan. Prevé y toma mediciones de todo.
  • No te cases con los mitos:
    • La cocina abierta da mal olor. Cada vez, las casas modernas son más abiertas y existen actualmente soluciones profesionales a los humos de la cocina, a los espacios de almacenamiento y a la organización de la basura.
    • Las puertas correderas hacen ganar metros. Ten cuidado, ese rincón para el movimiento de la puerta termina siendo un revistero lleno de basura. Recuerda que también debes tomar en cuenta el espacio para pasar por la puerta, aunque esta se corra, además que resultará más angosta. Piénsalo.
    • Cerrar la terraza hace que ganes metros. Ten cuidado si este espacio no va a ser de uso frecuente, la terraza puede terminar siendo un sitio lleno de trastos. Antes de cambiarlo, piensa si realmente vas a utilizar este espacio y cómo.
  • Piensa en el futuro, pero de forma flexible: El futuro importa, querer ampliar la familia, o que un miembro se vaya a la universidad y quizás no vuelva, puede hacer que consideres ampliar o utilizar una estancia para algo distinto que ahora, pero no te encierres con una idea para la que después no aproveches ese espacio y no amortices tu inversión, valora el gasto que vas a realizar con el uso que le vas a dar.
  • No hay que dar prioridad a situaciones puntuales. Esta idea tiene que ver con la anterior, por ejemplo, tener un cuarto de invitados porque te visitan una vez al año durante tres días da qué pensar; quizás merezca la pena utilizar ese espacio para actividades de ocio, trabajo o estudio que suelas realizar continuamente.

Ahora ya has pensado en lo que quieres y tienes tus ideas más claras, es momento de hacer cálculos, para esto te invitamos a que visites nuestra segunda parte del blog de Montesinos Falcón Real Estate de consejos para reformar: Asesórate, prepárate y haz números.

Abrir el chat